Buenas noticias para los propietarios conservacionistas del Achibueno. Según se indica en el texto legal, el derecho de conservación es un derecho real que consiste en la facultad de conservar el patrimonio ambiental de un predio o de ciertos atributos o funciones de éste. Este derecho se constituye en forma libre y voluntaria por el propietario del predio en beneficio de una persona natural o jurídica determinada y será regulado por esta ley y por el contrato constitutivo.

Asimismo, se establece que el derecho real de conservación es inmueble y distinto del dominio del bien raíz gravado. Es, además, transferible, transmisible, inembargable, indivisible e inseparable del inmueble o de la parte de él que se grava, y se puede constituir sobre cualquier bien inmueble. Es de duración indefinida, salvo que las partes acuerden lo contrario. Para los efectos de esta normativa, los atributos o funciones del patrimonio ambiental del predio se considerarán inmuebles.

Toda persona natural o jurídica, pública o privada, podrá ser titular del derecho real de conservación.

El contrato constitutivo del derecho real de conservación deberá celebrarse por escritura pública, que también servirá como título para requerir la inscripción en el Conservador de Bienes Raíces correspondiente.

Efectos del contrato

En el contrato constitutivo se establecerán los gravámenes al inmueble que tendrán como finalidad la conservación del patrimonio ambiental. Para tal efecto, las partes deberán acordar al menos una de las siguientes prohibiciones, restricciones u obligaciones:

1.- Restricción o prohibición de destinar el inmueble a uno o más determinados fines inmobiliarios, comerciales, turísticos, industriales, de explotación agrícola, forestales o de otro tipo.
2.- Obligación de hacerse cargo o de contratar servicios para la mantención, limpieza, descontaminación, reparación, resguardo, administración o uso y aprovechamiento racionales del bien raíz.
3.- Obligación de ejecutar o supervisar un plan de manejo acordado en el contrato constitutivo, con miras al uso y aprovechamiento racionales de los recursos naturales del inmueble gravado, dentro del marco de un uso sostenible de los mismos.

 

Fuente: https://www.camara.cl/prensa/noticias_detalle.aspx?prmid=129599

Anuncios