En el Top 5 de los países más atractivos de todo el mundo para la inversión en energías renovables se ubicó Chile, sólo después de los Estados Unidos, China y la India, según el estudio que la agencia EY elabora todos los años.

De acuerdo al Índice de Países más Atractivos para las Inversiones en Energías Renovables, el país latinoamericano que ocupa el puesto más alto es Chile en el cuarto lugar de la clasificación. Chile supera a Alemania, Brasil, México, Francia, Canadá y Australia, que son los otros países que se encuentran entre las diez primeras posiciones del ranking.

En América Latina, Brasil se ubica en la sexta posición; México en la séptima; Argentina en la posición 19; y Perú en el lugar 24.

El ranking se basa en fundamentos macroeconómicos, demanda o imperativo energético, políticas y regulaciones, de proyectos y potencial tecnológico, entre otros. “A pesar de ser un mercado relativamente pequeño de energía en términos absolutos, Chile continúa atrayendo una gran cantidad de proyectos y es uno de los primeros mercados en el mundo en permitir a proyectos renovables económicamente viables competir en forma directa con todas las otras fuentes de energía”, destaca el estudio.

El crecimiento de las energías renovables en Chile está impulsado fundamentalmente por el objetivo del Gobierno de la Presidenta Bachelet, que ha definido la meta de un 70% de la matriz energética con energías renovables para el año 2050, lo que ha generado condiciones para el desarrollo de numerosos y  grandes proyectos renovables en el país. Según las previsiones de Bloomberg New Energy Finance, un total de 4,7 GW de capacidad de energía renovable se añadirá en los próximos tres años.

El Ministerio de Bienes Nacionales, en el contexto de su Convenio con el Ministerio de Energía, ha hecho una contribución significativa al desafío mediante la aprobación de una enorme cantidad de concesiones de uso oneroso y servidumbres.

Hasta el pasado 31 de marzo del 2016, el Ministerio de Bienes Nacionales ha dictado actos administrativos orientados al perfeccionamiento de 206 concesiones para proyectos de esta naturaleza en las Regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Atacama y Maule. Además, Bienes Nacionales ha entregado un total de 48.419 hectáreas, dedicadas a la producción de energías revocables, en su mayoría proyectos fotovoltaicos, los cuales contarán con una capacidad, una vez construidas, que ascenderá a 8.377 MW, pero con un 100% de energías limpias. El total de las inversiones comprometidas por las empresas nacionales e internacionales ascienden a USD miles 16.816.151.

También se han otorgado 91 servidumbres que corresponden a más de 7.000 hectáreas, la mayoría de estas para apoyar proyectos de transmisión que son fundamentales para toda la infraestructura energética del país. La interconexión del SING y el SIC, que unirá a los principales sistemas eléctricos en la subestación eléctrica Polpaico, es una prioridad para el Gobierno de Chile. Su trazado de interconexión mide cerca de 600 kilómetros lineales, donde el 97% corresponde a terreno fiscal bajo la administración de Bienes Nacionales. Las servidumbres consideradas para esta interconexión abarcan territorios en la II y III región de más de 5.000 hectáreas de superficie.

Revise el estudio completo de EY: http://www.ey.com/Publication/vwLUAssets/EY-RECAI-47-May-2016/$FILE/EY-RECAI-47-May-2016.pdfa

Anuncios