Parlamentaria formó parte de delegación que se reunió con la Ministra del Medio Ambiente para entregarle antecedentes que ameritan la revisión del proceso de evaluación ambiental o, lisa y llanamente, su invalidación. “Hay una grabación en que el ex director de la Corema reconoce la existencia de irregularidades, pero más importante aún es la no consideración de documentos que datan desde 2004 en que se sugiere declarar al río zona de conservación prioritaria. La ministra recibió esta información y esperamos su respuesta en el más breve plazo”, aseguró. Maule.cl 08 de noviembre 2011.
Noticia relacionada: Líderes piden rechazar proyecto del Achibueno a ministra de Medio Ambiente

Para entregar un dossier con información que acredita irregularidades en el proceso de evaluación de impacto ambiental de las centrales eléctricas en el río Achibueno, una delegación de autoridades y ambientalistas de la ciudad de Linares se reunió con la Ministra de Medio Ambiente, María Ignacia Benítez. Así lo dio a conocer la Senadora por el Maule Sur, Ximena Rincón, quien formó parte de la delegación junto a los diputados Jorge Tarud y Romilio Gutiérrez, todos los concejales de la comunal de Linares, además de su alcalde, Rolando Rentería, y los representantes de Salvemos el Achibueno, Christian Robles y Eduardo Retamal.

La legisladora dijo que la entrega de estos antecedentes es una de las últimas cartas para impedir la concreción de una aberración ambiental de proporciones que, a su juicio, está a punto de ser realidad gracias a un proceso que sólo cumplió con formalidades, pero que en el fondo no da garantías ambientales.

Agregó que el Achibueno podrá salvarse sólo si la autoridad reconoce la debilidad del proceso de evaluación que –insistió- se realizó sin considerar antecedentes fundamentales que avalan el potencial ambiental del área de influencia donde se construirán las centrales.

“Aquí hay no sólo una evaluación débil, que el propio ex director de la Corema reconoce en una grabación en la que asume la existencia de irregularidades en el proceso de evaluación ambiental. Tan grave como estas declaraciones es la no consideración en el proceso de evaluación ambiental de documentos que datan desde 2004 en que se sugiere declarar al río zona de conservación prioritaria. La ministra recibió esta información y esperamos su respuesta en el más breve plazo”, dijo la parlamentaria, quien recalcó que si con estos antecedentes en la mano el Gobierno finalmente valida el proyecto de centrales hidroeléctricas, será responsable directo de un verdadero atentado ambiental.

Agregó que, lamentablemente, ni la actual normativa ambiental ni la anterior, toman en consideración la voluntad ciudadana y, lo que es más grave, se basan en formalismos más que en un análisis técnico riguroso.

“Los proyectos deben superar un proceso hecho para las empresas, que tienen todo el tiempo del mundo para reparar observaciones y aún sin hacerlo, pueden concretar sus iniciativas. Ahí está Hidroaysén, donde no hubo ningún voto técnico, sólo políticos y menos representantes de la sociedad civil organizada”, expresó la Senadora.

Finalmente, la Senadora dijo que cumpliendo un compromiso con los actores vinculados en la defensa del Achibueno, coordinó una reunión entre representantes del municipio y abogados especialistas en derecho ambiental, para estudiar si hay posibilidades de insistir por la vía judicial para impedir la concreción del proyecto.

Anuncios