Un proyecto de acuerdo para solicitar al Presidente de la República que el cajón del Río Achibueno sea declarado Santuario de la Naturaleza, presentó la Senadora por el Maule Sur, Ximena Rincón, quien aseguró que es necesario agotar todas las instancias para que este lugar de alto valor ambiental y la única cuenca no intervenida de la provincia de Linares pueda preservarse para futuras generaciones y servir de sustento para el incipiente negocio turísticos que hay en el lugar.

En su proyecto, la legisladora recalca que el Achibueno es un río poco caudaloso, lo que no impidió que en 2002 su cajón haya sido declarado por la Comisión Regional del Medio Ambiente, Corema, como Sitio Prioritario para la Conservación de la Biodiversidad.

“Hace casi diez años el Estado de Chile reconoció que el cajón de nuestro río Achibueno es un área geográfica depositaria de valiosos ecosistemas, porque entre otras cosas es el hábitat de diversas especies amenazadas, lo que da un valor especial desde el punto de vista de la conservación de la biodiversidad”, aseguró la parlamentaria, quien recordó que la zona que será afectada por las centrales eléctricas tiene también un valioso patrimonio arqueológico, además de un paisaje de elevado valor ecoturístico.

Ximena Rincón explicó que la ley N ° 17.288 sobre Monumentos Nacionales establece en su artículo 31 que “Son santuarios de la naturaleza todos aquellos sitios terrestres o marinos que ofrezcan posibilidades especiales para estudios e investigaciones geológicas, paleontológicas, zoológicas, botánicas o  de ecología, o que posean formaciones naturales, cuyas conservaciones sea de interés para la ciencia o para el Estado”,

Añadió que sobre la base de lo establecido en la ley y la declaración en 2002 como sitio prioritario de conservación, se hace necesario salvaguardar el ecosistema y declarar el Cajón del Achibueno como Santuario de la Naturaleza, en virtud de lo establecido en la ley N° 17.288 sobre Monumentos Nacionales.

DAÑO

La Senadora sostuvo que las centrales desviarán la mayor parte del caudal del río en un tramo de 44 kilómetros, lo que transformará el cauce natural en un verdadero pedregal, ya que en toda esta extensión el proyecto dejará tan sólo un 10% del promedio anual que baja en el Achibueno.

“Estamos hablando de secar el río durante 44 kilómetros y destruir así el hábitat natural de un gran número de especies nativas animales y vegetales en estado de conservación, como así también el lugar de recreo de los linarenses y de los miles de turistas que año a año suben a disfrutar de las aguas del río Achibueno. Por eso llamo a agotar todas las instancias para impedir una aberración que no tiene sentido bajo la lógica de este Gobierno, que aprueba represas en  Aysén, porque da garantías de  agua y las aprueba en Linares, donde los episodios de sequía son cada vez más recurrentes e importantes”, puntualizó.

Agregó que la concreción de las centrales significará el fin de decenas de hectáreas de milenarios bosques nativos. “Estamos convencidos que este proyecto no reportará verdaderos beneficios para la Provincia de Linares y, por el contrario, destruirá su principal potencial para un crecimiento sustentable a través del turismo, que sólo en 2008 reportó ingresos por US$40 millones de dólares”, dijo la parlamentaria.

Fuente: El aMaule.

Anuncios