En relación a las declaraciones del intendente de la Región del Maule Rodrigo Galilea,respecto del Proyecto Hidroeléctrico Achibueno, (PHA) el Periodista argumentó: “Galilea, en su vocería ha caído en errores gravísimos, como desconocer la ley… Hay que recordarle a este intendente que este proyecto, sólo ha sido aprobado en su primera instancia, aún queda una apelación, ante el consejo de ministros y una revisión técnica, por parte de las ciudadanía, que realizó observaciones que se consideran no están resueltas y todas las instancias judiciales que se interpondrán para salvar un río que es Sitio Prioritario de Conservación de la Biodiversidad Nivel uno y Hotspot a nivel mundial, que es la misma categoría ambiental que tiene el parque Tantauco del Presidente Piñera en Chiloé” confirmó Robles.

“En este sentido, lo que afirma el intendente del Maule, es a lo menos sospechoso, al asegurar que el proyecto se desarrollará según lo resuelto por la COREMA, obviando que aún quedan instancias administrativas, gubernamentales y judiciales pendientes. Con sus dichos deja ver claramente que en este proyecto, estas instancias no serán respetadas, pasando inclusive por sobre un poder del Estado, la posición de la ciudadanía y los propios ministros, esto es gravísimo y será revisado por nuestros abogados”.

Otro punto, particularmente preocupante argumentado, tiene relación con los dos millones de dólares que la empresa Electro Austral ofreció como compensación; al daño social, ecológico y turístico, que sufrirá la Región. “Este Intendente debiera ser mas claro con la gente y también informar que son dineros que serán entregados en un plazo de 21 años y serán destinados a una fundación dirigida por la propia empresa en concomitancia con la intendencia”.

Respecto del crecimiento en relación a la matriz energética el intendente desconoce algunas cifras oficiales comento el dirigente: “Como por ejemplo que el Sistema Interconectado Central (SIC) tiene una capacidad instalada de 8.273,6 MW siendo su demanda máxima de 6.058,9 MW y aquí se concentra el 92.27% de la población del país, lo que refleja que hay mas oferta que demanda energética”.

En relación a esto, el escenario oficial de la Comisión Nacional de Energía (Abril 2010, Mauricio Utreras) dice que Chile, necesitará 22.736 MW y una generación de 105.560 GWh año considerando los proyecto ya aprobados por CONAMA, se alcanza 23.143MW con una generación de 124.626 GW año, de esta manera se superaría en un 23% la demanda energética proyectada. Claramente no se necesitan centrales en el Achibueno puntualizo el profesional.

Respecto del turismo: “no sé que turismo quiere ofrecer Galilea, con torres de alta tensión, túneles, tuberías, canales, extensas zonas desforestadas, y botaderos de material sobre bosque nativo; que es, absolutamente lo contrario que la propia ley de turismo propone, respecto del turismo de intereses especiales, que es precisamente conservar los lugares con condiciones florísticas y faunísticas especiales, como lo es, el cajón del Achibueno. Pero entiendo que esa relación, el Intendente no lo puede hacer, si en la oportunidad en las cuales fue invitado a conocer el río, no apareció, por lo cual, habla de un lugar que no conoce. Esto es fiel reflejo de su nulo conocimiento sobre el mismo, lo que hace, aún mas impresentable sus declaraciones pro-centrales.

“También cabe recordarle al intendente Galilea, que en este país rige la democracia representativa, es decir, que los votantes eligen a sus autoridades para que los representen, y así, fue en las pasadas elecciones, la mayoría de los sufragios fueron para Sebastián Piñera, porque la gente quería que él, los representara y en relación a las centrales en el río Achibueno el 86.1 % de la población (encuesta Universidad del Desarrollo) dijo estar en desacuerdo a la materialización de este proyecto. Entonces cabe preguntarse si este gobierno y en especial Galilea, esta realmente representando a la gente que los voto, o esta representando a una empresa que tiene demandado, prácticamente a todos los habitantes del sector de la intervención directa, e inclusive según los propios propietarios, a incurrido en amenazas y chantajes para conseguir su objetivo, de comprar los terrenos de los lugareños que por generaciones han vivido en el lugar”.

“Definitivamente el intendente Galilea, no representa los intereses democráticos del país, si no, más bien se transformó en un vocero de la empresa intervencionista. Lo cual, produce que la ciudadanía desconfíe de sus autoridades. Lo que genera, que estas pasen hacer deslegitimadas y cuando las autoridades en este caso Galilea, pasa hacer ilegitimo, por ética, debiera abandonar el ejercicio de su cargo político designado. Porque no debe olvidar, que su cargo, es gracias a la democracia representativa, que en este caso no se está respetando” concluyó el encargado de comunicaciones del MDRA.

Fuente: http://www.elamaule.cl

Anuncios