Con el cambio de mando muchas de las instituciones públicas a cargo de aprobar o rechazar el proyecto hidroeléctrico en la cuenca del Achibueno han pasado a manos de nuevas autoridades. Es necesario reimpulsar el movimiento ciudadano de defensa del Achibueno para que éstas sepan que la ciudadanía no mira con buenos ojos el desarrollo de este proyecto por su alto impacto ambiental y escaso aporte energético.

Recordemos que el cajón del Achibueno es uno de los cinco sitios prioritarios de conservación de la biodiversidad de la región del Maule, categoría que le fue otorgada por el propio Estado a través de la Comisión Nacional del Medio Ambiente. Es, por lo tanto, nuestra responsabilidad (de autoridades y ciudadanos) proteger ésta área de intervenciones industriales prescindibles para el desarrollo del país y de la región.

Amigos y amigas, no escatimen esfuerzos y voluntad en defender este patrimonio natural que nos pertenece a todos.

Anuncios