El candidato nos hizo llegar el siguiente comunicado para manifestar su punto de vista respecto al proyecto en el río Achibueno:

“Como bien sabemos en la Provincia de Linares, el río Achibueno y su valle que han sido catalogados como un Sitio de Interés Prioritario para la Conservación, se encuentran hoy bajo grave amenaza de ser intervenidos por este proyecto hidroeléctrico que terminaría en forma permanente e irreversible con toda posibilidad de explotación turística del sector. Se disminuiría dramáticamente el caudal del río en 40 kms de extensión con lo que desaparecerían sus atractivos pozones y se depositarían millones de toneladas de ripio extraídas de túneles directamente sobre la vegetación y bosques nativos de sus orillas con lo que el valle perdería completamente su actual atractivo turístico.

El gobierno a través de Conama debe decidir el próximo 17 de Diciembre si aprueba o rechaza la realización del proyecto Hidroeléctrico Achibueno. Hasta la fecha todos los sectores políticos se han manifestados contrarios a este proyecto sin embargo son muy escasas las autoridades o parlamentarios que han hecho alguna gestión concreta para realmente impedir que se haga este proyecto. Está claro a estas alturas que nuestra región arriesga perder una de sus joyas más bien conservadas, un patrimonio que cualquier país moderno valoraría y protegería con decisión. Ante esto, es fácil decir “estoy en contra”, especialmente cuando existe tal desproporción entre los impactos negativos y los escasos beneficios limitados a un aporte energético marginal al sistema electrico nacional.  Pero debemos preguntarnos de qué sirven estas declaración si no van acompañada de acciones concretas para lograr el pronunciamiento de las autoridades y consiguiente rechazo del proyecto. ¿No es acaso irresponsable y mediocre el hecho de que se diga estar en contra de un proyecto de tales impactos y no hacer nada útil al respecto?

Así como van las cosas bien podemos tener a todos los sectores diciendo que se oponen al proyecto y encontrarnos con que en Diciembre el gobierno a través de Conama aprueba el proyecto. Sería una verguenza para nuestro sistema político y una vez más el que perdería sería Chile. Los invito a emplazar a los miembros del parlamento, candidatos y principalmente autoridades de la Concertación a que indiquen sus planes de acción para lograr el rechazo al Estudio de Impacto Ambiental de este proyecto.”

más información sobre el candidato en www.juanariztia.cl

Como bien sabemos en la Provincia de Linares, el rio Achibueno y su valle que han sido catalogados como un Sitio de Interés Prioritario para la Conservación, se encuentran hoy bajo grave amenaza de ser intervenidos por este proyecto hidroeléctrico que terminaría en forma permanente e irreversible con toda posibilidad de explotación turística del sector. Se disminuiría dramáticamente el caudal del río en 40 kms de extensión con lo que desaparecerían sus atractivos pozones y se depositarían millones de toneladas de ripio extraídas de túneles directamente sobre la vegetación y bosques nativos de sus orillas con lo que el valle perdería completamente su actual atractivo turístico.
El gobierno a través de Conama debe decidir el próximo 17 de Diciembre si aprueba o rechaza la realización del proyecto Hidroeléctrico Achibueno. Hasta la fecha todos los sectores políticos se han manifestados contrarios a este proyecto sin embargo son muy escasas las autoridades o parlamentarios que han hecho alguna gestión concreta para realmente impedir que se haga este proyecto. Está claro a estas alturas que nuestra región arriesga perder una de sus joyas más bien conservadas, un patrimonio que cualquier país moderno valoraría y protegería con decisión. Ante esto, es fácil decir “estoy en contra”, especialmente cuando existe tal desproporción entre los impactos negativos y los escasos beneficios limitados a un aporte energético marginal al sistema electrico nacional.  Pero debemos preguntarnos de qué sirven estas declaración si no van acompañada de acciones concretas para lograr el pronunciamiento de las autoridades y consiguiente rechazo del proyecto. ¿No es acaso irresponsable y mediocre el hecho de que se diga estar en contra de un proyecto de tales impactos y no hacer nada útil al respecto?
Así como van las cosas bien podemos tener a todos los sectores diciendo que se oponen al proyecto y encontrarnos con que en Diciembre el gobierno a través de Conama aprueba el proyecto. Sería una verguenza para nuestro sistema político y una vez más el que perdería sería Chile. Los invito a emplazar a los miembros del parlamento, candidatos y principalmente autoridades de la Concertación a que indiquen sus planes de acción para lograr el rechazo al Estudio de Impacto Ambiental de este proyecto.
Anuncios